miércoles, 8 de julio de 2009

Entrevista a Juan Carlos Arana


Nombre: Juan Carlos Arana Jiménez
Edad: 41 años
Estudios: Es licenciado en comunicación de la UCB
Estado Civil: Casado
Qué hace hoy: Es productor y conductor de tres espacios televisivos: De Mañanita, Posdata y En la mira, en Cadena “A”, y además tiene una producción que comienza en Católica Televisión

TG: ¿Qué es lo que el público no sabe de ti?

JC: No sé, porque soy el mismo delante y detrás de cámaras, entonces no creo que haya algo que se desconozca. Soy un hombre apasionado por la música y quizá esa es una veta en la que no me he dado a conocer demasiado. Me gusta todo tipo de música, pero fundamentalmente la que tenga algo en su contenido, por ejemplo artistas como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Joaquín Sabina y Juan Manuel Serrat, para mencionar algunos.

TG: ¿Qué has heredado de tus padres?

JC: En cuanto a posesiones materiales nada y en cuanto a valores… todo, mi padre y mi madre me han ayudado a construir la visión que tengo de hacer las cosas, de decir lo que piensas, así te cueste lo que te cueste.

TG: Cuando te miras en el espejo, ¿qué ves?

JC: Creo que a un buen tipo, quisiera hacer más cosas, tener menos tallas, pero son cosas de la vida, creo que veo a una persona que hace honestamente su trabajo, que dice lo que piensa y hace lo que siente.

TG: ¿Eres un esclavo del espejo?

JC: No, para nada, imagínate, sino estaría en 50 gimnasios, haciendo 30 dietas (risas) y demás cosas. Me preocuparé cuando no tenga nada en mi cabeza que decir, ahí sí que eso me preocuparía, el improvisar, el hablar cualquier estupidez, el no tener datos de lo que estás diciendo, pero el espejo va y viene y nos cae a todos con el tiempo.

Fuente

TG: ¿Cuánto tiempo tardas en arreglarte?

JC: Huy, trato de gastar el menos tiempo posible en arreglarme, sobre todo en las mañanas, como duermo sólo tres horas y media al día, eso me joroba un poquito.

TG: ¿Con qué animal te identificas y por qué?

JC: (Sonríe) me han puesto a pensar che, la verdad es que no siento un grado de identificación para decir “este sería…”, sin embargo, me encantaría ser un felino para ser un poco más astuto y ágil.

TG: ¿No eres astuto?

JC: No y por eso muchas veces me han mamado (risas), no soy un tipo desconfiado.

TG: ¿Cuáles son las partes que más cuidas de tu cuerpo?

JC: Mi cerebro, que es lo más importante, lo que hago básicamente es tratar de leer mucho y de estar siempre bien metido en las cosas, trato de ir más allá.

TG: ¿Fuiste mujeriego?

JC: En su momento, más que mujeriego, he sido amiguero, porque me gustaba tocar guitarra sobre todo en la época universitaria. Yo creo que he sido más bien tímido en mi juventud, ahora lo sigo siendo, no soy un “cancherazo”.

TG: ¿Peleaste con alguien por una chica?

JC: Sí, con un tipo que quería volarme a mi chica que es mi actual mujer (risas), en un determinado momento llegué a los golpes.TG: ¿De qué aspectos o debilidades podrían reírse de ti?

JC: Creo que no tengo la mejor facha del mundo ni la voz más espectacular en cuanto a locución y quizás eso podría ser una debilidad en determinado momento, sobre todo cuando haces televisión, aunque creo que lo compenso con la claridad con que digo las cosas, no estoy centrado en la forma sino en el fondo de lo que digo.

TG: ¿Fuiste acosado?

JC: En cuestiones de trabajo sí, permanentemente, por sectores intolerantes. Lastimosamente cuando dices lo que piensas, te expones a que no le caigas bien a cierta gente que siente que sus intereses están afectados, entonces el corrupto y el violento no dudan en amenazarte, en hacerte pintadas en las calles, en decirte que tu auto va a volar…

TG: ¿Qué sería lo último que harías por amor?

JC: Lo primero y lo último que haría por amor es todo, yo creo que el amor es la base fundamental de un ser humano, lo daría todo por amor y creo que lo doy todo por amor a mi mujer y a mis hijos.

TG: ¿Un alivio para las penas de amor?

JC: Ser honesto y jugártela al 100%, como se dice “poner toda la carne al asador”. Cuando te das a medias es porque o no confías o no amas, o es todo o es nada.

TG: ¿Una frustración?

JC: Me hubiera gustado dedicarme un poquito más a la música y a mí mismo. Este oficio de 24 años en el periodismo me ha hecho renunciar a un espacio que de verdad me gusta mucho, que es hacer música. Varias veces le he dedicado más tiempo a la responsabilidad que tiene que llevar Juan Carlos Arana al mando de una productora (Imagen Virtual) y eso es dejarse de lado. También me hubiera gustado tener más tiempo con mis hijos, fundamentalmente con los dos mayores.

TG: ¿Un sueño realizado?

JC: El hacer todos los días lo que hago, es un sueño y un privilegio trabajar en la TV, el tener un programa que sea el más longevo de la TV, no hay otro que nos haya superado y ese es un verdadero orgullo.

TG: ¿Cuál fue la etapa más difícil de tu vida?

JC: Todos los días son una etapa difícil en la vida, tienes que lidiar con imbéciles que no entienden el oficio que tienes, debes lidiar con envidias de la gente que está dispuesta a hacer lo que sea con tal de no verte salir al aire o hacerte difícil la existencia.

TG: ¿Cuándo fue la última vez que lloraste y por qué?

JC: Soy un hombre que se conmueve demasiado con muchas cosas y una de ellas fue sentir el cariño de los niños de la Ciudad del Niño que me hicieron un presente espectacular hace unas semanas, un juguetito hecho por ellos en su maestranza, o la gratitud de un quemado por una campaña, esas cosas te inspiran y me emocionan porque vivo intensamente.

TG: Si una persona no te cae, ¿se lo dices de frente?

JC: Siempre y eso me ha generado muchas veces no tener afectos. En el negocio de la TV parece que debes tener o fingir afectos y ser como se dice vulgarmente “llunk´u” con el gerente del medio… yo he sido claro, franco y abierto, lo que me ha llevado a salir de varios canales, quizá si hubiera sido hipócrita habría permanecido más tiempo en algunos lugares.
TG: De no estar en la TV, ¿a qué te dedicarías?

JC: Me encantaría tener un boliche, una peña donde haya grupos musicales, donde se hable del país y se dé cabida a la cultura, la cultura es algo que me seduce brutalmente, quizás leería más poesía, tomaría más vino y cantaría más.

En pocas palabras

Arquitectura: Una pasión fundamental para quienes gustan de la belleza
Periodismo: Una manera de vivir comprometidamente con la sociedad
Posdata: Un hijo entrañable
Imagen Virtual: Un sueño realizado
De Mañanita: Un reto permanente
Cadena “A”: Un permanente esfuerzo
Tu familia: Lo más importante

No hay comentarios:

Publicar un comentario